lunes, mayo 22, 2006

Grave contratiempo para el Cueceleches que ha perdido a su goleador Cantimpaloski en una gasolinera. Y es la cuarta vez que le ocurre en lo que va de temporada al jugador polaco a causa de su polémica costumbre de embaularse tres botellas de wodka después de los partidos para relajarse. El caso es que anoche, al regreso del partido contra el Quesocerdo, el autobús cuecelechero se detuvo en una concurrida gasolinera para repostar, los jugadores aprovecharon para bajar a echar la consabida meada, y el bueno de Cantimpaloski, a causa de la cogorza, al salir del retrete se equivocó de autobús.
-"La última vez que le pasó esto, se metió en un autobús del INSERSO y conseguimos localizarlo cuatro días después en Benidorm"- ha declarado algo mosqueado su entrenador- "Esperemos que esta vez aparezca antes y esté a punto para el domingo, que es que nos jugamos la Liga, cojones."
En la imagen, el último momento en que el goleador del Cueceleches fue visto, nada más bajarse del autobús.
¿Alguien puede dar alguna pista de su paradero?

1 comentario:

Un reportero del diario Marcha dijo...

hip, estaba durmiendo la sopa en el sillon de mi casa, hip...
...pero cuando fui ha despertarle...hip...ya nostá...en su lugar hay un liguero de cuero rojo y un latigo que se ha dejao olvidao...
...hip...